ONUSIDA

Atención Integral

La Secretaría de Salud instauró el servicio de provisión del tratamiento antirretroviral (TAR) en el año 2002 y después de una década de proveer este servicio. Según la estrategia nacional, los servicios de atención integral a las personas que viven con VIH se orientan hacia la promoción, prevención, atención del daño, apoyo emocional y social en el contexto de la familia y la comunidad con el fin de mejorar su calidad de vida.

Según datos nacionales hasta septiembre de 2012, un total de 12,309 personas con VIH han tenido acceso a la terapia, mientras que la cohorte activa en TAR asciende a 8,792 personas, 778 niños menores de 15 años y 8,014 personas mayores de 15 años, el 60.5% son mujeres y según el esquema de tratamiento el 83.2% se encuentran en primera línea de terapia, 16.6% en segunda línea y el 0.2% en terapia de rescate. Hasta el 2012, casi la totalidad de los ARV de primera y segunda línea fueron adquiridos con fondos nacionales, y en su mayoría forman parte del Cuadro Básico de Medicamentos de la Secretaría de Salud.

La autosuficiencia en la compra de los medicamentos es casi una realidad; el país actualmente es responsable por el 98% de los fondos para la compra de los medicamentos ARV de primera y segunda línea. Existe además una extensa red de CAI (44 a nivel nacional de los cuales 20 ofrecen atención pediátrica) distribuidos en las 20 Regiones Departamentales; dos CAI funcionan en los centros penitenciarios más importantes; un CAI en la Policía Metropolitana del Distrito Central y tres funcionando en asocio con la Iglesia Episcopal.

Sin embargo, la cobertura sigue estando por debajo de las metas del PENSIDA III y la Declaración Política de 2011. Desde el 2002 en que se inició con la estrategia de acceso universal acelerado a TAR hasta diciembre del 2012, un total de 8,970 personas viviendo con VIH (que corresponde al 47% del estimado de personas que requerían TAR para el 2012) reciben atención.

4.4 pacTAR

Inicio VIH en Honduras Atención Integral